Madre Acuario e hijo Géminis

Si es un niño, la madre adora su liviandad y su sentido del humor.

En cuanto al hijo, gracias al contacto con su madre se abre al mundo y a la vida.

Sus relaciones resultan más cerebrales que sensibles, pero son muy cómplices y, además, para siempre.

Si es una niña, pueden compartir una misma despreocupación, un mismo espíritu independiente, un mismo sentido de la distancia intelectual y, sobre todo, esta misma capacidad de adaptación que las hace sentirse cómodas en todas partes.