La Luna negra

 

Los adeptos a la astrología influencial -la astrología entendida como ciencia basada en la influencia de los astros- no dan ninguna importancia a la Luna negra, ya que se trata de un punto ficticio y no de un cuerpo celeste.
En cambio, los astrólogos tradicionales, sensibles al complejo y coherente sistema establecido por nuestros lejanos antepasados -cuyo principio se basa en las analogías y coincidencias entre ciertos fenómenos celestes y terrestres naturales- revelan su importancia en la carta astral. Sin embargo, es bueno subrayar que los astrólogos, independientemente de sus escuelas y convicciones, estaban de acuerdo en tomar en consideración otros puntos ficticios, a los que concedían gran importancia. Se trata de las 12 Casas, a las cuales se atribuyen cualidades originales, aunque tampoco son astros. Veremos pues, de un lado, el papel esencial que la Luna negra juega en la interpretación de una carta astral y, por otro lado, comprobaremos que nuestros antepasados ya habían percibido perfectamente, y así anticipado, las investigaciones de nuestros psicoanalistas modernos, sin haberlas codificado ni enunciado.

La Luna negra en la Carta Astral

Lo que ésta representa en una carta astral es a la vez muy sutil y profundo. Su interpretación exige, pues, mucha habilidad y delicadeza. No se trata de cualidades humanas comunes, reconocibles entre las demás, ni se trata de criterios psicológicos flagrantes, ordinarios, cuyos mecanismos y a veces orígenes y causas son perceptibles y comprensibles hoy en día. Con la Luna negra, abordamos las zonas más oscuras, más inaccesibles del ser, las mismas bases de su personalidad, la parte sombría que todos tenemos y de la que no podemos escapar.
A partir de ahí, entendemos que los astrólogos casi siempre han ocultado los valores y componentes de la Luna negra, ya que conlleva una verdad que choca, molesta y trastorna las conciencias adormecidas. Todo lo que procede de este punto ficticio genera siempre una toma de conciencia necesaria; y, del mismo modo que en la naturaleza humana existe la tendencia a unirse, establecerse o conservar, no siempre estamos preparados para entender lo que nos revela de nosotros mismos. A menudo nos movemos por una gran curiosidad, una voluntad de descubrir y comprender las cosas, pero cuando se nos pone en duda, nos tapamos la cara, instintivamente nos negamos a ver y a comprender lo que sería susceptible de turbar nuestro equilibrio y comodidad. Ahora bien, las informaciones reveladas por la Luna negra, según su situación en la carta astral, nos fuerzan siempre a cuestionarnos a nosotros mismos. Asimismo, los tránsitos de la Luna negra, que da la vuelta al zodíaco en 9 años, anuncian siempre acontecimientos y tiempos difíciles de nuestra vida, según el sector del zodíaco o de nuestra carta astral en el que se producen. Más exactamente, según su posición en la carta astral provoca crisis, situaciones excesivas, trastornos psíquicos o emocionales esenciales, revela etapas últimas e inevitables que franquear, pasajes obligatorios, sin los cuales la evolución no sería posible.
Esta Luna ficticia se llama «negra» porque lo absorbe todo. Nada se le puede resistir. En efecto, el negro, que sabemos que no es un color, simboliza tanto el vacío absoluto, la nada, la oscuridad total, como el exceso y la densidad máxima. Si hablamos de un vacío, tenemos que llenarlo urgentemente, a riesgo de ser absorbidos y precipitados hacia él. Se trata de un exceso, susceptible en todo momento de desbordarse y dejarnos sumergidos. Así pues, habrá que reducirlo, canalizarlo, aprovecharlo oportunamente.
Podemos afirmar que el lugar de la carta astral donde se encuentra la Luna negra corresponde a esta zona profunda del ser que tiende a absorberlo todo, concentrarlo y atraerlo todo hacia sí misma.
Pero tarde o temprano, el ser estará obligado a tomar conciencia de que está ocultándose ciertas cosas esenciales de sí mismo, sea a causa de determinadas circunstancias o acontecimientos exteriores o porque lo desbordarán y se manifestarán en forma de crisis psicológicas, patológicas o emocionales cíclicas.

La ficha de identidad astrológica de la Luna negra

Según el signo del zodíaco y la Casa donde se encuentre, revelará una toma de conciencia necesaria e inevitable de las circunstancias o acontecimientos que se sucederán de mano del destino hasta que aquélla se actualice. Indica también una búsqueda del absoluto, de la verdad, de la autenticidad, una sublimación lúcida, una elevación de la conciencia, una tendencia a ir hasta el final, un rechazo categórico o una extrema fascinación.
En la misma carta astral de un hombre, su posición nos informa sobre lo que Carl Gustav Jung llamaba su ánima, que podríamos definir como su imagen de la mujer ideal, pero al mismo tiempo es el componente femenino de su personalidad.
A la inversa, en la carta astral de una mujer, da indicaciones sobre su animus, es decir, sobre la representación de su hombre ideal y el componente masculino de su personalidad.

La ficha de identidad astronómica de la Luna negra

En su movimiento elíptico alrededor de la Tierra, la Luna forma un eje. Sus dos extremos se llaman el perigeo -el punto de su órbita donde está más cerca de la Tierra- y el apogeo -punto de su órbita situado más lejos de la Tierra-. El perigeo de la Luna no es fijo. Se desplaza 40 grados al año aproximadamente. A partir de este movimiento aparente del perigeo de la Luna, calculamos el desplazamiento de la Luna negra, cuya revolución zodiacal se produce en 3.232 días, es decir en menos de 9 años.

Predicciones

Profecias de La Luna Negra, Predicciones de La Luna Negra, donde esta la luna negra hoy, fechas de luna negra 2013, la luna negra en virgo, luna negra astrologia 2013, luna negra en piscis 2013, profesias de la luna negra, segun la astrologia que es luna negra y en que fecha sale
This entry was posted in Astrología and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>