El carácter de Acuario (I)

La principal causa de problemas de salud, común a todos los de Acuario cuando no llevan una vida sana y progresista, es la circulación defectuosa, dado que tienen más vitalidad mental que física; su mejor medicamento es el ejercicio y el aire fresco. Físicamente les benefician mucho los paisajes hermosos y los ambientes armoniosos, y también el concentrar sus pensamientos en su salud y en la perfecta circulación.
Los Acuario triunfan más en la vida en todas las ocupaciones que requieren una firme dedicación de la mente y concentración del pensamiento; entre ellos encontramos buenos artistas, diseñadores y músicos. Son responsables de más inventos para beneficio de la Humanidad que cualquiera de los demás signos.
Triunfan en todos los empleos vinculados con la electricidad, o bien como escritores o en todo lo relacionado con los ferrocarriles.
Puede resumirse el carácter de los Acuario diciendo que son personas honestas, constantes, discriminatorias, y realmente inteligentes. Se destacan por su integridad y sinceridad, y poseen el intenso y firme amor a la Naturaleza que es clásico de los signos fijos, combinado con la refinada calidad mental de los signos del aire. Por lo tanto son fieles en su amor hasta el fin, y ese amor reside generalmente en la parte superior de la mente. Triunfan donde otros fracasan, y tienen nociones claras de todo lo que llevan a cabo. Son estudiosos y reflexivos, y al mismo tiempo versátiles.
Retienen todo conocimiento que adquieren, y tienen suficiente capacidad de discriminación como para orientar todas sus fuerzas en la dirección más adecuada. Son adquisitivos sin ser miserables, y se inclinan a entregar sus posesiones para beneficio de la Humanidad. Aceptan inmediatamente a los desconocidos, y raras veces consideran que los demás sean extraños para ellos. Debido a su excelente capacidad para captar y juzgar el carácter humano pocas veces cometen errores en sus estimaciones.
Todos poseen capacidad latente para convertirse en el hombre que su signo simboliza, y cuando unen su gran mentalidad con su signo polar, Leo, en el cual están contenidos todos los sentimientos del amor y las emociones del corazón, también, como el aguador, son capaces de verter sobre la tierra las aguas de la vida que nutren y sostienen a todo lo que los rodea. La luz y la vida aguardan a quienes se separan de la personalidad y viven en la individualidad de este signo. La naturaleza interior o destino de este signo se expresa en la palabra humanidad.