Hombre Acuario Mujer Escorpio

¿Cómo son las relaciones de pareja entre una mujer Escorpio y un hombre Acuario?

Tiendes a ser excesivamente posesiva cuando amas y J este hombre sólo se deja poseer por brevísimos períodos. Si te quiere realmente, tal vez descubra que más allá del magnetismo con que lo hechizaste, es mejor sentirse poseído que desposeído de ti, situación que vivirá cuando te ofenda con su libertad desmedida. No te importará a dónde va ni qué hace y no le abrirás aunque llame a tu puerta cada noche. Cuando te enojas eres glacial. Te aseguro que puedes hacerlo tiritar de frío con tu desaprobación. Es probable que simules o estés tratando de alejarte del sufrimiento. Te aseguro que insistirá hasta vencer todo impedimento que lo aleje de tu amor. No le importará destruir convenciones, espantar gente o seguirte por tierras lejanas. Te arrancará de tu soledad valiéndose de alguna exótica forma que le dicta Urano. Y volverán a amarse. Después de esta experiencia, habrás notado que él sólo puede soportar cierto grado de ímpetu emocional sin entrar en una demencia apasionada pero peligrosa. Pierde su autocontrol. A veces estás callada pero muy enojada. Ojalá llegues a comprender hasta dónde rechaza el hombre Acuario estas máscaras.
Verás que cuando se encuentre mal, bien o alterado, podrás adivinarlo con sólo mirarlo. Como cambia seguido de ideas, prefiere callar lo que piensa para no contradecirse constantemente. Aparte, sabe que por tu peculiar inteligencia, no debe dejarse llevar por sus impulsos para sorprenderte.
Entonces, estudia con cuidado aquello que te dejará muda de asombro. Esto le produce un placer incomparable. Te quejarás de lo mal que funciona el refrigerador a pesar de ser relativamente nuevo y él “volará” por otros mundos siderales. Hasta que un día llegues del trabajo y te encuentres no sólo con un flamante refrigerador sino con todos los muebles de tu cocina renovados. Cuando lo abraces agradecida, se hará el inocente asegurándote que ha sido por obra de magia.
Con el hombre Acuario, Plutón te persuade para que muestres tus auténticos sentimientos. Llegará un momento en que no te importará ejercer ningún control sobre sus actos. Los dos son afines en la poca importancia que le dan a la opinión de los demás y a las exigencias de la sociedad. En privado, adoras sus extravagancias, así como no las soportas en presencia de parientes o extraños. Es posible y aconsejable que adivine que eres vengativa y puedes esperar mucho tiempo hasta vengarte de una ofensa emocional. Tú tienes que terminar clavando tu aguijón, salvo que él no llegue a la afrenta. A primera vista tendrán una química sexual intensa. Aprobarás sus ideales humanitarios, no así a su legión de amigos a los que les dedica más tiempo que a ti. El tomará conciencia de tu sexualidad y profunda y vehemente, aunque no promiscua.
Tomas el sexo como un acto religioso y estás convencida de que es lo que te acerca a la verdad espiritual. Al principio él hará el amor movido por una gran curiosidad, aparte de la atracción física que le despiertas y sólo será un amante cabal cuando haya comprobado que eres realmente su amigo en todo sentido.