Hombre Acuario Mujer Géminis

Ningún otro hombre entenderá mejor tu obsesión por el cambio, sólo que él pretende que el mundo entero se transforme, excluyéndose a sí mismo. La rutina con alguien cuyo regente es Urano estará llena de posibilidades e ideas pero para ti no dejará de ser una rutina. Tú te hechizas con él porque aunque decida vivir contigo, no se sabe si es su última resolución. La inconstancia e imprevisibilidad con que te has movido hasta ahora y que los demás debieron soportarte, la sufrirás en persona apenas te enamores de este hombre, regido por Urano.
Salvo que te lo tomes como experiencias gratificantes y sorpresivas, la vida con este hombre puede ser una locura. Especialmente, porque le planteas un problemas casi existencial: es difícil que te asombres porque, a medida que lo conoces, le adivinas sus próximos actos. Ha encontrado una mujer difícil de descolocar. Cambiará el color de su coche con frecuencia, se dejará la barba y el bigote o se los afeitará, pelando su cabeza hasta las raíces y otras extravagancias semejantes. Es posible que trate de superarse para asombrarte positivamente y que al ver sus exagerados y repentinos cambios, comprendas que ya es hora de que re vuelvas tú misma más coherente. A veces, se enojará al verte tan inmutable pero eres maravillosa para disculparte, habilidad que él no sabe ejercer. ¿Un consejo? Trata de disimular que siempre te anticipas a lo que va a hacer, por exagerado que parezca, y evitarás que viva en una decepción constante.
Están tan ocupados en conversar y conocerse mutuamente que suelen no darle una importancia desmedida al sexo. Pero el sexo está ahí, y termina atrapándolos. Tiene diversiones de niños, como remontar barriletes, correr carreras o cazar mariposas. Aunque se distraigan de buscar el momento íntimo, éste llegará y les resultará sumamente satisfactorio. Son tan espontáneos que lo viven sin tensiones, no importa la frecuencia con que lo practiquen. Hay un momento en que el hombre Acuario, que por un tiempo prefirió el amor platónico, siente la potencia de Urano y atraído con su corazón y todo su ser, hacia la realización física. Y tú harás que una Gemela aparezca un día, plena de sensualidad, y en otro momento la otra, cautivante de seducción, por lo que este uraniano se sentirá encantado de encontrarse con diferentes mujeres, lo que no les sucede a todos los hombres, como tú sabes. Una vez que Acuario comprende que no arriesga su integridad entregándose a una mujer, puede ser ilimitadamente fiel. Aún así, es probable que te sientas celosa y disfrutes, a la vez, de total libertad con respecto a tus coqueterías con el otro sexo.
Para él, la amistad es lo más importante en su escala de valores; además, una vez que tiene la seguridad de que ama a una mujer (mejor dicho a dos tratándose de Géminis, pero igual está encantado, y se siente sinceramente correspondido), diferencia perfectamente un flirteo pasajero de una atracción peligrosa.
Hablará siempre de su primera novia, aunque sea su compañerita de la infancia a la que nunca más volvió a ver. Le fascina evocar esos momentos de su despertar varonil. Te exigirá siempre la verdad y podrá entenderte cuando, llevada por tu imaginación, sólo le relates “tu verdad”.