Las mujeres Acuario del primer decanato y el Amor

Es la antítesis de la mujer sumisa a un marido. Lo que no significa que nunca esté enamorada.

Pero, según ella, el amor es el instrumento de una liberación del alma, del espíritu y del cuerpo. Por eso, al igual que el hombre Acuario de este decanato, sus sentimientos a menudo están más evolucionados que ella misma.

Sin embargo, a través de la experiencia de sus sentimientos, que le ponen a prueba a la vez que ella los experimenta, impone su singularidad, afirma su originalidad, se distingue del prójimo y evoluciona.

Por eso, su vida sentimental y las relaciones privilegiadas que cultiva jamás son anodinas.

Tarda cierto tiempo antes de deshacerse de sentimientos que no son los suyos, dejándose elegir en un primer momento, antes que elegir ella, para finalmente ver cómo sus propios sentimientos —que no se parecen a los de los otros- arraigan profundamente en ella.