Las mujeres Acuario del tercer decanato y el Amor

A menudo está dividida entre dos actitudes extremas que, a veces, alternan durante el curso de su existencia.

Entonces, tanto es víctima del mayor apego, de una total dependencia, de sus autoengaños y de sus sueños de amor quiméricos, y vive influida, completamente permeable, aunque esto la haga sufrir, indiferente a sus propios deseos, sentimientos y emociones, como si no se tratara de los suyos, sino de los de otra persona y, en tal caso, está a merced de las circunstancias, sin manifestar ninguna voluntad en particular.

Sin embargo, puede encontrar un equilibrio relativamente inestable entre ambas actitudes, mostrándose tolerante y comprensiva, sinceramente solidaria con el otro, muy original en su modo de vida, su manera de ser y su manera de amar, aun teniendo opiniones bastante idealistas, incluso utópicas por lo que se refiere al amor y a las relaciones afectivas, pero que no carecen de interés y tal vez sintetizan aspiraciones humanas, reales y profundas.