Las mujeres Acuario del tercer decanato y la profesión

Una de dos: o bien tiene una vocación y es evidente que la sigue contra viento y marea, a menudo llevando una vida profesional caótica, pero siempre enriquecedora y estimulante; o bien realiza lo que las circunstancias le imponen, porque no tiene más remedio que hacer algo para ganarse la vida.
Para ella no tiene importancia, puesto que lo esencial es que pueda dejar que su espíritu se evada, sueñe, realice proyectos, viva de esperanza y sacie su gran curiosidad. En el primer caso, se trata de una mujer singular, que se sale de lo ordinario, un poco marginal o muy marginal, con una habilidad para imaginar y concebir, a veces muy creativa. En el segundo caso, se trata de una mujer igual de singular, pero más razonable, al menos en apariencia, puesto que en el fondo sabe abstraerse perfectamente de la realidad y de los demás, para sumergirse en sus aspiraciones, a veces, geniales.