Los hombres Acuario del primer decanato y la profesión

Necesita tener un gran margen de maniobra, pero es incapaz de actuar, trabajar u obrar sin los demás. Evidentemente, se trata de una paradoja, a la que se acomoda bastante bien, aunque las personas que le rodean y le frecuentan en el marco de sus actividades no siempre lo comprendan.
En efecto, debe encontrarse en un contexto estimulante y notar una participación activa de todas las personas de su entorno. En este caso, tal rivalidad le permite expresar libremente su dinamismo. Asimismo, tiene a menudo la necesidad de un consuelo moral. Pero al mismo tiempo, siempre teme que le impongan obligaciones apremiantes o demasiado duraderas y no tiene una gran capacidad para respetar las reglas establecidas, someterse a una disciplina o seguir el mismo ritmo que los demás.
Lo que continúa siendo paradójico en su comportamiento es que su gran in-conformismo no le impide adaptarse mejor que nadie a las circunstancias más variadas y, sobre todo, reaccionar perfectamente en las situaciones más inesperadas.