Los hombres Acuario del segundo decanato y la Amistad

Hay que merecer su amistad. Y en cambio, visto desde fuera, parece sencillo, puesto que posee un carácter flexible y tolerante, incluso muy permisivo, que le hace capaz de relativizar e invertir las situaciones de tal manera que, a veces, cuando uno se relaciona con él, ya no se sabe quién tiene razón y quién no, y dónde está el bien y de está el mal. Pero no debemos fiarnos.
En efecto, no hay nadie más indomable que él. Ahora bien, teme tanto quedarse estancado en un esquema, encerrado, preso de las reglas, principios, prejuicios o lugares comunes, que casi siempre manifiesta tal espíritu de rebeldía que las relaciones con él no son tan fáciles como parecen.
Por eso, hay que superar cierto número de pruebas para ganar su confianza y poder presumir de ser su amigo. Pero si se aprueba el examen, se tiene un amigo de una calidad humana excepcional.