Madre Acuario e hijo Acuario

Si es un niño, tanto puede ser el vivo retrato de su madre, si no físicamente, al menos moralmente, como su opuesto en todo.

En el segundo caso, sienten una verdadera adoración el uno por el otro, pero sin confesárselo.

Si es una niña, suele ser muy diferente que su madre, puesto que el hecho de afirmar su singularidad revelando un espíritu de contradicción forma parte de su naturaleza.

Cuando envejece, se da cuenta de que se parece mucho a su madre.