Padre Acuario e hijo Aries

Si es un niño, ambos sienten un idéntico interés por el futuro, muestran la misma impaciencia y el mismo temperamento impulsivo, aunque en el primero se revele en forma de dinamismo, mientras que en el segundo cobre el aspecto de energía ferviente y activa.

Si es una niña, su carácter independiente, sus ideas avanzadas y su necesidad de tirar adelante, indudablemente le vienen de su padre.

No sólo nunca se aburren juntos, sino que dinamizan su entorno.