Padre Acuario e hijo Géminis

Si es un niño, comparten los mismos juegos, las mismas ideas y la misma fantasía.

En todo caso, el hijo es muy sensible al inconformismo de su padre y a su sentido de la paradoja. Además, se inspira en él para forjar su espíritu crítico.

Si es una niña, su padre le profesa una verdadera adoración, pero sus intercambios afectuosos se expresan más en una misma manera de ver las cosas que con gestos tiernos.

Hablan mucho pero se comprenden con medias palabras.