Signo Acuario: nacidos el día 7 de Febrero

Empieza el día con el influjo suave de la estrella Sualocin, cuyos efectos se notarán con mucha fuerza a mediados del siglo XXI.

Pero, además, por la noche ya se dejan sentir los influjos de la estrella Castra, que confiere fuertes deseos de sobresalir o de saberse útil, de obtener fama o fortuna.

El temperamento es vigoroso, decidido, belicoso y muy dinámico, con riesgo de enfermar por agotamiento o estrés. Hay un cierto quijotismo en los nativos de esta jornada, en que siempre están predispuestos a lanzarse en pos de una causa individual o social.

Son tan independientes como les permiten las circunstancias. Creativos y solitarios, con un fuerte ego que quiere imponer sus ideas y que filtra demasiado las que provienen del exterior.

En conjunto, jornada que da vocaciones en el campo de las letras, la antropología, la psicología, las humanidades, etc.

Hay capacidad para comprender, estudiar, describir o pintar los problemas humanos o sociológicos.

Este sentido de la justicia y de defender a los necesitados es lo que ha dado muchos jueces y funcionarios de justicia, además de sociólogos, sindicalistas, periodistas, escritores, psicólogos, psiquiatras, médicos…

El camino de vida de las personas Acuario que nacen el día 7 de Febrero es aprender a aceptar que no todos estarán de acuerdo con ellos todo el tiempo.

Cuando pueden ser tolerantes con puntos de vista divergentes, su destino es persuadir en lugar de dictar a otros la necesidad de una reforma social.

Personajes del 7 de Febrero: el psicólogo austríaco Alfred Adler; el novelista inglés Charles Dickens, y el cardenal brasileño Helder Cámara.