Aries Ascendente Capricornio

Estructura Fisiológica

Hombre: La estatura es más baja pero persiste la delgadez propia de Aries, incluso de forma más pronunciada. El hombre de esta combinación astrológica gana atractivo con la edad, a medida que aparecen surcos —no arrugas— en su cara y su pelo encanece. La nariz suele ser pronunciada y pueden llamar la atención las cejas pobladas y bien dibujadas. Sonríe hacia abajo y un matiz de tristeza caracteriza la mirada de sus ojos hundidos.
Mujer: La belleza de esta nativa es clásica y serena. Es delgada, angulosa y de huesos fuertes. Es elegante y sofisticada, aunque huye de la ropa llamativa o de colores chillones. Es lenta de movimientos como una gatita. Los dos sexos tienden a la longevidad aun cuando parecen ser los eternos enfermos aunque a veces las dolencias son imaginarias. Los huesos, la vesícula biliar y los dientes, son sus puntos débiles.

Estructura Psicológica

Hombre: La impulsividad y energía marciana se encuentra como contenida bajo la acción de Capricornio, y así este hombre tendrá que luchar continuamente para controlar los impulsos naturales de su mundo interno, lo cual logra con bastante facilidad.
Esta combinación produce seres concentrados y serios, bastante disciplinados y responsables. Sin embargo, son arianos complicados especialmente en la convivencia, y de ahí que muchos se inclinen por la soledad.
La educación recibida, las tradiciones y la familia, cuentan mucho para él, así como los proyectos y las ambiciones que se forja desde muy joven. Aquí se reprime mucho la impulsividad y la falta de reflexión del ariano típico, y por eso hay menos posibilidad de errores pero también se pierden más oportunidades.
El hombre Aries ascendente Capricornio consigue a la larga lo que se propone, aunque a veces tenga que prescindir bastante de sus emociones e incluso se vea obligado a herir sentimientos ajenos. Debido a esto puede ser también muy interesado, frío y calculador, pero siempre una persona en la que se puede delegar responsabilidades.
Mujer: La mujer Aries ascendente Capricornio suele dar siempre la sensación de que controla hasta su mínimo movimiento. Y eso suele ser verdad ya que en ella se enfrentan constantemente los deseos y el autocontrol. De ahí que en el amor de una sensación dé bastante frialdad y desapego y, sin embargo, en su interior se dan cita las más ardientes pasiones. Lo malo es que suele anteponer la obligación y el deber a otras muchas consideraciones, incluyendo los sentimientos.
No le gusta la frivolidad y huye de todo lo que de apariencia dé superficialidad y ligereza. Está hecha para la lucha y, de hecho, su vida parece una carrera de obstáculos en la que tras un conflicto aparece el siguiente sin posibilidad de descanso. De todas maneras es mucho más fuerte de lo que su frágil físico aparenta, y suele lograr los objetivos que se ha impuesto desde la infancia.
Es de pocas palabras, pero sus opiniones son tenidas muy en cuenta ya que las personas de su entorno social suelen respetarle por su seriedad y entereza. Muchos buscan su consejo pero serán pocos los que precisen de su presencia a la hora de la diversión.

Tendencias Vocacionales o Profesionales

Hombre: Como persona seria y responsable, puede ocupar puestos en los que se requiera precisión, constancia y mucha responsabilidad. Puede mandar y dirigir, aunque no en lugares en los que existe demasiado movimiento o tendencia al cambio. Es emprendedor y firme en sus propósitos, así que puede confiarse el inicio o estructuración de cualquier negocio o empresa. Los empleos públicos y administrativos pueden irle muy bien.
Mujer: Puede ocupar puestos adminsitrativos u oficiales, tanto como mando superior como subalterna. Sabe administrar dinero y bienes materiales, siendo así una responsable y concienzuda contable. También puede dirigir colegios o lugares donde se reúnan niños o, también ancianos.

Volver a Signo Aries