Aries Ascendente Géminis

Estructura Fisiológica

Hombre: Su estructura física tiende a la delgadez, aunque en ella se dividen musculosidad y reciedumbre. La nerviosidad y el gasto de energía mental, no permiten que esta combinación astrológica tienda hacia la gordura u obesidad. Lo malo es que la actitud tiende por lo general a ser nerviosa y excitante, y éso requiere saber relajarse de forma que no haya un sobreesfuerzo psíquico que, a la larga, repercuta sobre el organismo. El cuerpo es muy flexible, apto para la gimnasia y otras prácticas deportivas. La altura tiende a ser elevada con miembros alargados.
Mujer: Llama su atención por los ojos vivaces y brillantes, aunque no sean necesariamente grandes o de un color peculiar. Esta mujer es elegante y delicada, generalmente delgada y, sobre todo, poseedora de una gran movilidad corporal. La sonrisa es contagiosa y cautivante, dando lugar al aire alegre y simpático que tiene siempre esta combinación astrológica. Deberá cuidar sus bronquios tratando siempre de respirar aire libre de contaminación y, por supuesto, evitar el tabaco.

Estructura Psicológica

Hombre: La mezcla de la energía marciana con la mental regida por Mercurio, dueño de Géminis, hace de estos nativos personas de una gran agilidad de mente, activando ésta hasta límites insostenibles para la mayoría de personas. La necesidad de tener experiencias nuevas, de conocer todo aquello que llama su atención y de acumular conocimientos, les convierte en ese tipo de personas que parecen saber de todo un poco.
No se puede pedir disciplina, practicidad o método al hombre Aries/Géminis, ya que si bien se siente mentalmente atrapado por aquello que le inspira curiosidad, le cuesta mucho mantener la atención por mucho tiempo, y de ahí que, generalmente, no termine lo que quizá ha comenzado con el máximo entusiasmo, o bien, aprenda las cosas de forma muy superficial.
Se aburre fácilmente en situaciones lentas o monótonas, ya que su vida se basa en un continuo movimiento en el que su pensamiento vaya a una velocidad de vértigo. Sin embargo, de todos los arianos, se puede decir que es el más exigente culturalmente, y no se conforma con conceptos mediocres o demasiado simplistas.
Es expresivo y hablador; continuamente se comunica, ya sea de palabra o por escrito aunque puede pecar de demasiado franco y directo, lo que creará discordia con los que le rodean.
Mujer: Mujer de muy ágil y viva inteligencia, la nativa Aries/Géminis sabe llamar la atención del entorno también por su llamativa personalidad. Es coqueta, elegante y bastante sofisticada. No le gusta la vulgaridad y a través de su mirada y sonrisa sabe conquistar a quien se propone.
Es cambiable y como al hombre de esta combinación astrológica, le gusta estar involucrada en varios asuntos al mismo tiempo.
También es adaptable a cualquier circunstancia o situación en la vida, aunque corre el peligro de aburrirse cuando hace aparición la rutina. Es capaz de asimilar con facilidad los temas más complejos aunque le falta sentido de la concentración.
Habla mucho y rápido, pero la forma de expresarse franca y directa puede darle cierta fama de sarcástica o de irónica y, lo que es peor, podría ganarse enemigos innecesariamente.

Tendencias Vocacionales o Profesionales

Hombre: El poder de adaptabilidad y versatilidad de esta combinación astrológica facilita la aptitud para multitud de profesiones, además que los nativos Aries/Géminis nunca se dedicarán a una sola tarea, pudiendo incluso convertir sus aficiones o hobbies en fuentes de ingresos. No obstante pueden ser periodistas, conferenciantes, relaciones públicas, vendedores y escritores.
Mujer: Como el hombre, tiende a tener más de un trabajo, aunque siempre se moverá mejor en aquellos que le permitan movilidad, cambios y la posibilidad de experimentar con la tecnología más nueva. Es una gran vendedora, escritora, periodista, maestra y apta para cualquier ocupación relacionada con libros, revistas o publicaciones.

Volver a Signo Aries