Aries Ascendente Sagitario

Estructura Fisiológica

Hombre: La complexión física es la más cercana a la propia de un atleta, es decir, de elevada estatura, músculos notables, flexibilidad y rapidez de movimientos. Sin embargo, la necesidad de actividad física que lleva implícita esta combinación astrológica, requiere una frecuente respuesta ya que, de lo contrario, la acumulación de grasa no tardará en hacer su aparición. Por eso el deporte, en cualquiera de sus formas, es la mejor arma y estrategia a utilizar. Atención a la hipertensión y a otros desequilibrios de la sangre que pueden hacerse manifiestos después de la segunda parte de la vida.
Mujer: De elevada estatura, miembros alargados, ojos grandes y separados y una nota risueña casi siempre en la boca, la mujer Aries ascendente Sagitario goza de gran belleza en la primera parte de la vida; si quiere que ésto se mantenga tendrá que apuntarse a la práctica continuada de un deporte, y mejor aun si éste se puede practicar al aire libre.

Estructura Psicológica

Hombre: El nativo Aries ascendente Sagitario se caracteriza por su actitud positiva y optimista frente a la vida. Pocas cosas le arredran ya que, por el contrario, busca la aventura y el riesgo en cada una de las actividades que emprende siempre confiando en que nada malo va a ocurrirle.
Su carácter es poco complicado ya que suele mostrarse tal cual es, sin secretos ni intrigas. Es noble e idealista, aunque también un tanto egocéntrico o engreído.
A pesar de su apariencia fuerte y poderosa, esconde dentro de sí un niño ingenuo y fácil de conquistar. Por ello ha de tener mucho cuidado en no dejarse enredar por personas que pueden llevarle a terrenos escabrosos de los que puede costarle salir. Aquí la agresividad ariana se pierde bastante por la buena fe sagitariana.
En el amor hay mucha entrega, ya que existe romanticismo y tendencia a idealizar a la pareja. Sin embargo, el ser independiente y amante de la libertad, puede sentirse realmente incómodo ante la más leve señal de opresión o posesividad por parte de su pareja, y será cuando buscará “consuelo” en alguien más comprensivo.
Mujer: Ésta combinación astrológica produce uno de los tipos más bellos y armónicos del zodiaco, al menos durante la juventud. Además, la nativa Aries ascendente Sagitario posee una personalidad fuerte y arrebatadora, dando lugar a esa especie de fémina que muchos hombres temen. Sin embargo, es muy sentimental, romántica y soñadora; suele poner a su amado en un elevado pedestal —al menos hasta que llegan las primeras desilusiones—.
Es una mujer fuerte y emprendedora, que puede ocupar perfectamente el lugar del hombre y cumplir su papel a la máxima perfección. Su idealismo le lleva a soñar con amplios horizontes, tierras lejanas y otras culturas, lo cual hará que viaje y que, muy posiblemente, tenga relaciones más fructíferas con personas extranjeras que con las pertenecientes a su entorno habitual. Esta característica es extensible al hombre Aries ascendente Sagitario.
Se preocupa por temas humanos y metafísicos, para los cuales goza de una lúcida comprensión. Se interesa mucho más por los conceptos espirituales que por los materiales.

Tendencias Vocacionales y Profesionales

Hombre: Muy bien dotado para los negocios o ser el fundador de empresas de tipo comercial. Posee dotes naturales para el mando, por lo que difícilmente puede ocupar puestos subalternos. Necesita ser su propio jefe y aunque tiene muy buenas ideas, necesita siempre a su lado a personas con más sentido práctico que le ayuden a poner en práctica esos proyectos. Puede dedicarse también a la política, leyes, al estudio y enseñanza de lenguas extranjeras y también a la religión.
Mujer: Una perfecta deportista, ya que no sólo tiene facultades para ello, sino que posee un sentido competitivo muy notable. Tiene facilidad para los idiomas, por lo que puede ser traductora e intérprete. Las leyes, la filosofía y la religión también pueden atraerle como profesiones.

Volver a Signo Aries