Hombre Aries Mujer Libra

Si bien e hombre Aries está hecho de acero, se derretirá apenas comience a tratarte. Lo fascina la manera en que le señalas sus virtudes, las que él sabe que posee, pero que ninguno tiene el buen gusto de señalarle. Esto, unido a tu extraordinaria femineidad, logra una química que los atraerá contra todo. Tú completas todas sus ambiciones: eres armoniosa, elegante, inteligente, talentosa y le permites que se luzca contigo delante de sus conocidos. Es probable que seas superior en inteligencia y belleza a otras mujeres que conoce y esto lo llena de orgullo. Pero llega un momento que la impaciencia de este hombre por que realices todo ya, desde un viaje de fin de semana junto al mar con él, aunque tengas trabajo extra, o le lleves ya su chaqueta a la tintorería, no entiende de dilaciones. Esto te desequilibra porque tú necesitas tu tiempo para organizarte y realizar las cosas. También para tomar decisiones. El las toma con rapidez y las efectúa porque teme olvidarse o de que te olvides, es sumamente distraído. Claro, tú no, por lo tanto la forma imperativa en que te dirige, te exaspera. Si logras hacer uso de tu sentido del humor, posiblemente lo imites con simpatía y él termine riéndose. Es el sentido del humor una de las amias que desarma a un ariano. Entonces se disculpará y no se sentirá para nada disminuido en su hombría por hacerlo, lo que no quiere decir que modifique su ansiedad y su tendencia a proferir órdenes, aunque lo intentará, sin duda.
Tú también puedes confesar tus errores y disculparte como él. Las personas seguras de sí mismas saben reconocer sus aciertos y sus equivocaciones. Te aclaro que este hombre es particularmente sensible; necesita estímulo, afecto, reconocimiento, pero de todos: de su familia, amigos, conocidos y desde ya, de la mujer a la que le ofreció su corazón.
Tú desplegarás toda tu lógica y persuasión para que trate de bajar su egocentrismo y comprender que nadie puede ser amado por todos, pero no tendrás éxito. Ni siquiera entiende por qué sus peores enemigos no lo aman, a los que enfureció con sus actos y expresiones.
Aries pretende que los demás tengan tan poco rencor como él. Tú, que tienes a Venus como regente, tratarás de curarle las heridas, aunque sentirás que debes hacer un esfuerzo para odiar o amar a las personas, de acuerdo a los sentimientos de tu pareja. Si te niegas a seguirle la corriente y tratas de hacerle notar en qué consistió su error, se enojará contigo y te acusará de deslealtad. Concluirá que si no estás de su parte, no lo amas. Cuando se le pase la furia se sentirá un poco avergonzado de haber actuado con semejante imprudencia y se disculpará hasta con cierto rubor.
Le gusta que le discutas sobre otros temas porque el desafío lo emociona, pero cuando están en juego sus sentimientos por otra persona se vuelve ciego. Eso sí, tiene que ganar. Eres astuta y se lo harás creer. Desde el punto de vista sexual, este hombre tiene que sentirse estimado, respetado, elogiado y admirado. Su pareja será sana y feliz, ambos simbolizan la masculinidad y la femineidad. Déjalo tomar la iniciativa en el plano sexual, como en todo lo demás.