Hombre Aries Mujer Piscis

Puesto que ningún hombre es más masculino que el Aries, y ninguna mujer es más femenina que Piscis, nunca sufrirán las confusiones respecto de su identidad sexual. Cuando se unen, la madre Naturaleza muestra su sonrisa de aprobación. Puede que tú disfrutes siendo la niña desamparada ante el Amo Despótico de la Mansión, entonces todo estará bien. Tu generosidad, humildad y dulzura harán que tu teléfono suene constantemente con almas desesperadas que buscan consuelo. Esto puede desatar pataletas marcianas. Sólo debes escuchar sus problemas y vivir para él. Te advierto que el Agua, tu elemento, es más poderosa que el Fuego. Sigue con tu hábito de no oponer resistencia, ya que siempre terminas ganando. Cuida la pasividad de Neptuno, tu planeta regente, que puede estimular el egoísmo de Aries y cegarlo para reconocer el daño que te ha causado. No te enamores del papel de mártir porque Aries te hará trizas, a pesar de su bondad. Su intimidad física alcanzará toques de divinidad. Siempre que sigas tu impulso de descifrar y satisfacer sus deseos. El se entregará fogosamente a ti. Cuidado con la tendencia que los hombres sienten de coquetear con Piscis, ante su arrobadora femineidad.
La tendencia a convertir tu casa en una clínica psiquiátrica donde tus amigos desfilan para llorar sobre tu hombro, desatará la furia enloquecida de Aries. Y sí, deberás limitarte a escuchar los problemas ajenos en los días de fiesta, los que él dedicará a dormir, descansar o irse a tomar unas copas con sus amigos. Cuando descubras que sofoca tu individualidad, seguirás sonriendo, pero con una expresión distraída en la mirada. Pero, ¡cuidado! El pez no flota a la deriva y cuando su atención se vuelve ausente, algo está pasando con sus emociones.
El hombre Aries puede darse cuenta o no de que te sientes mal, es tan desconsiderado que sólo piensa en todo lo que debe hacer sin perder el tiempo mirando en torno. Pero si le haces notar que te desatendió, se sentirá realmente mal y te pedirá disculpas.
Nunca se propone ser cruel porque es sentimental, bueno, generoso y leal pero tú eres tan pasiva que él se ciega y no “ve” el daño que te causa. Por favor, evita el papel de mártir y confiésale tus emociones, cuando te sientas mal. En la intimidad, se complementarán y el Fuego de Marte se unirá a un cariño pisciano muy tierno, lo que puede ser bastante movilizador desde el punto de vista sexual.
El hombre Aries piensa que la veneración que despierta su presencia es una condición masculina y que no se trata de nada tan grave como para despertar conflictos con su pareja. Aquí es injusto, porque mientras él se declara inocente, encuentra sospechosas todas las atenciones masculinas que despierta su dulce pisciana. Tu compasión, gran atributo de tu signo, te permitirá comprender el temor secreto que tiene un hombre Aries de perderte y quedarse sin tu incomparable protección. Los une el fervoroso temor a todo tipo de sufrimiento. La sensibilidad tuya es transparente, la de él está disfrazada por su valerosa impetuosidad.