Las mujeres Aries del segundo decanato y la Amistad

En sus relaciones amistosas con otras mujeres necesita tener la sensación de que ejerce una especie de ascendencia o influencia sobre sus amigas, o bien ser el punto de mira, cuando menos, para que se cuente con ella, se la siga o se la escuche. En sus relaciones amistosas con los hombres también intenta representar el papel de igual a igual y superar todos los prejuicios sexistas.
Pero a veces le arrastra una especie de complejo de virilidad, que puede inducirla a querer dominar a sus interlocutores masculinos, y entonces adopta un comportamiento muy ambiguo respecto a ellos.
Pero a veces también lo hace con las mujeres, donde los juegos de seducción luchan con su voluntad de imponerse de forma brillante e indiscutible. Por eso, sus relaciones amistosas a veces son complicadas, y así, por otro lado, lo pasan peor sus amigos o amigas que ella, pues no soporta intercambios superficiales, aproximativos y, sobre todo, mezquinos o interesados.