Las mujeres Aries del tercer decanato y la Amistad

Es una amiga entusiasta, pero muy inestable. Sin embargo, cada vez que entabla una relación amistosa, es completamente sincera.
Justamente es lo que no entienden de ella las personas que la conocen. Va muy deprisa. Es demasiado impulsiva y exclusiva. Por eso, toda su vida afectiva siempre es movida. No puede evitar sublimar o idealizar a la persona que ama, sea tanto de forma sentimental como amistosa. De entrada, pues, la sitúa en un pedestal, pero a la mínima decepción, de la noche al día, el cariño por la persona cae desde la misma altura en que la había situado sin discernimiento.
Sus penas son proporcionales a sus entusiasmos, es decir, excesivas y exageradas. Sin embargo, si uno sabe ir más allá de su falta de equilibrio afectivo y su susceptibilidad a flor de piel y siente atracción por su carácter agradable y apasionado, entonces encontrará en ella a una amiga sincera, entregada y activamente solidaria.