Los hombres Aries del primer decanato y el Amor

Aries y el Amor

Se trata de un hombre de temperamento apasionado, impulsivo, muy viril, cuyos actos los dicta un instinto muy seguro, que él desarrolla y cultiva a menudo para compensar su falta de previsión y perseverancia.
Su agresividad es vital pero, a pesar de la capacidad de acción, la espontaneidad de sus deseos y la ansiedad o la impaciencia que manifiesta en su voluntad de satisfacerlos, sus fuerzas y recursos son muy secretos.
Así, da muestras de una confianza en sí mismo cercana a la presunción, que le vuelve audaz, a veces ofuscado o inconsciente, pero sabe demostrar un gran dominio de sí mismo y una temible eficacia cuando quiere alcanzar un objetivo.
Sus sentimientos son violentos, tan evidentes para él, que no se plantea ni por un momento que el objeto de sus deseos o el objeto ansiado pueda dudar o no sentir idénticos deseos respecto a él.
Este comportamiento amoroso primario le hace especialmente exclusivo y exigente en sus relaciones, siempre busca llamar la atención del ser amado, convirtiéndose en inevitable e ineludible.

Volver a Signo Aries