Los hombres Aries del primer decanato y la Amistad

Al ser un hombre entusiasta, evidentemente es abierto y sociable, pero no sabe frenar sus impulsivos arranques, que a veces carecen de discernimiento.
Ello explica que las simpatías que suscita puedan ser tan fuertes como las actitudes de rechazo, de las que es objeto a pesar suyo. Por eso, podemos decir que sus amigos tienen más mérito que él, puesto que no tiene mucha facilidad para separar el grano de la paja y normalmente le ocurre que entabla relaciones con gente que se limita a elogiarle para seguirle mejor, porque sabe que posee la virtud de abrir caminos.
Pero, a menudo, los individuos que acaban uniéndose a él son originales y de mentalidad abierta y, como él, son progresistas, necesitan acción, movimiento, actuar y emprender. Sin embargo, como es bastante susceptible, sus relaciones amistosas a veces son inestables y pueden ir cambiando a medida que evolucionan sus centros de interés.