Madre Aries e hijo Cáncer

Si es un niño, ella le adora pero no le comprende del todo y, casi siempre a su pesar, se enfrenta con su sensibilidad. En cuanto a él, la admira, pero la teme.

Porque aunque sea un futuro hombre, no se siente tan audaz como ella. Dicho esto, ella puede ayudarle a ser más ambicioso.

Si es una niña, no les cuesta nada amarse, pero tienen muchas dificultades para comprenderse.

La hija no consigue identificarse con esta imagen de mujer enérgica que su madre le propone, que a su vez encuentra a su hija demasiado pasiva y descuidada.