Madre Aries e hijo Capricornio

Si es un niño, su madre supone un valor seguro, aunque su temperamento fogoso le perturbe o le parezca totalmente irracional.

Paradójicamente, con el tiempo, a veces se tiene la impresión de que casi desempeña un papel de padre con ella.

Si es una niña, es tan escéptica y lúcida como su madre entusiasta e incapaz de discernir en sus elecciones y actos.

Son diferentes pero pueden compartir cierto sentido del deber.