Madre Aries e hijo Géminis

Si es un niño, su encanto hace que ella se derrita y puede estar muy orgullosa de su inteligencia.

Nota perfectamente que no a necesita tanta acción como ella, pero que es más flexible y adaptable, lo que a veces la desconcierta. No sabe demasiado lo que él hará con su vida, pero tampoco le importa demasiado.

Si es una niña, tienen una relación de complicidad, pero la madre no siempre comprende los cambios de comportamiento de su hija, ya que aquélla es como una roca y no sabe ser de otra manera.

Pero les encanta jugar y jugársela juntas.