Madre Aries e hijo Leo

Si es un niño, ella le admira, está orgullosa de él, pero le paga con la misma moneda.

Su madre es un punto de referencia indiscutible para él. Su temperamento enérgico le estimula. Para él suele ser un modelo de mujer que intentará encontrar durante la edad adulta.

Si es una niña, tienen una relación franca, directa, dinámica y agradable. Se sienten cómplices y perfectamente complementarias, sin tener necesidad de explicar por qué.

Se adoran, pero al final, la madre siente más admiración hacia su hija que a la inversa.