Madre Aries e hijo Libra

Si es un niño, el poder de acción a veces intempestivo de su madre perturba su necesidad de equilibrio y armonía. Cuanto más actúa e interviene ella en sus asuntos, tanto más indeciso se vuelve él.

Sin embargo, están muy unidos y ella representa un modelo para él.

Si es una niña, aunque su naturaleza es fundamentalmente distinta, con el tiempo se tiene la sensación de que la hija se parece cada vez más a la madre.

Sin embargo, casi siempre es la hija la que ayuda a la madre a encontrar su equilibrio.