Madre Aries e hijo Virgo

Si es un niño, la madre no siempre capta bien su naturaleza reservada pero, en cierta forma, su presencia física le da seguridad y su espíritu le interesa.

En cuanto a él, se apoya por completo en esta madre flamante siendo consciente de sus debilidades.

Si es una niña, tienen maneras de funcionar muy diferentes, la madre actúa de forma impulsiva, la hija no hace nunca nada sin antes haberlo reflexionado.

Esta última suele revelarse más razonable que su madre, pero les gusta mucho hacer locuras juntas.