Padre Aries e hijo Acuario

Si es un niño, padre e hijo se dinamizan mutuamente y poseen el arte de compartir los mismos sueños o elaborar los proyectos más alocados.

También sienten la misma afición por lo futuro, siendo a menudo más innovador el hijo que el padre, aunque también más indisciplinado.

Si es una niña, aprecia mucho I la energía y la audacia de las que su padre es capaz.

Se estimulan mutuamente. Sin embargo ella es más pragmática que él, estando, esta vez igual que él, sujeta a los cambios de humor.