Padre Aries e hijo Aries

Sí es un niño, no hay ningún problema en que se identifique con el padre, ni éste lo tendrá al verse reflejado en su hijo.

Tienen los mismos impulsos y reacciones simultáneamente, los mismos entusiasmos y también decepciones. Son cómplices, aunque les gusta oponerse.

Si es una niña, se parece naturalmente a su padre o intenta parecerse con él.

Evidentemente, él está muy orgulloso de ella, pero no siempre se lo demuestra; puesto que el espíritu de independencia y la afirmación de sí mismo hacen que ella se le escape demasiado deprisa.