Padre Aries e hijo Cáncer

Si es un niño, al padre y al hijo les cuesta comprenderse, pero como al hijo le horrorizan los enfrentamientos, a menudo cede ante su padre.

Son ambos igual de susceptibles y muchas veces la madre sirve de escudo o debe desarrollar un papel de arbitro entre ambos.

Si es una niña, ésta le parece tan frágil, que no sabe cómo tratarla. Sin embargo, siempre le emocionan su dulzura y ternura, lo que puede ayudar al padre a descubrir su propia sensibilidad.

Pero si es demasiado brusco con ella, ésta se ocultará en su caparazón.