Padre Aries e hijo Escorpio

Si es un niño, comparten el mismo gusto por el riesgo, pero en el hijo es mucho más calculado y mucho más importante que en el padre, al que el primero supera con bastante rapidez y sin que lo parezca.

Si es una niña, ama mucho a su padre y él le paga con la misma moneda.

Sus motivaciones coinciden muy a menudo. Pueden compartir las mismas pasiones. Se tienen bastante calados y se adivinan mutuamente.