Padre Aries e hijo Libra

Si es un niño, sus relaciones son, con frecuencia, extrañas y contrastadas. Al padre puede ponerle nervioso la indecisión de su hijo, pero puede percibir en él su sentido innato de la moral y de la justicia.

El hijo puede admirar la audacia de su padre pero, por otro lado, puede desaprobar sus impulsos agresivos.

Si es una niña, será seducido por su encanto, se sentirá muy atraído por su espíritu lúcido y sus sentimientos equilibrados.

Pero el hecho de que se las arregle siempre para limar las asperezas, a menudo le impedirá ejercer influencia sobre ella. En el fondo, se le escapa.