Sol en Aries Luna en Cáncer

Esta combinación es extraordinariamente sensible, ya que infunde una considerable ambición y un gran anhelo por la fama. La Luna, siendo receptiva por naturaleza y hallándose aquí en el signo ejecutivo Cáncer, añadirá el poder de realización al espléndido idealismo de Aries, aumentando considerablemente la fuerza de la combinación, la cual, además, incrementa las facultades intuitivas y psíquicas, amplía la imaginación, mejora la memoria y fortalece al cerebro.
El carácter tiene dos vertientes, un tanto contradictorias: una es emprendedora, activa, audaz y dominante, mientras que la otra es sensible, doméstica y hogareña.
Bajo influencias en conflicto, esto puede causar irritación o mal carácter, y afectar los nervios y hasta la mente: otorga mayor prudencia y tendencias adquisitivas que Aries solamente. La sensibilidad de esta posición hace que los nacidos en ella resientan mucho las circunstancias que les rodean y sufran por esta causa, aunque, si no tienen demasiada tendencia a consentir, razonan con facilidad y llegan a conclusiones correctas.
Por lo general, hay mucha ansiedad, en especial por motivos domésticos o cuestiones relacionadas con la vida en el hogar. Deben cuidar su dieta para que esta expresión logre manifestarse debidamente, porque a menudo la preocupación y la ansiedad afectan la salud. La combinación promete buen éxito en los asuntos relacionados con la agricultura, otorga habilidad para diseñar y planificar, especialmente en arquitectura.

Volver a Signo Aries