Sol en Aries Luna en Libra

Hemos llegado ahora a lo que prácticamente es la oposición del Sol y la Luna; por lo tanto, todo lo contenido en la naturaleza de Aries puede encontrar su expresión en el equilibrio y balance del signo Libra. Esta es una buena posición para todos los que han desarrollado la facultad comparativa, porque tienden a llevar la reflexión y la percepción a un estado de equilibrio.
Genera una naturaleza sumamente sensible, muy receptiva a la atmósfera mental circundante. Subraya todos los asuntos relacionados con la música y las bellas artes; produce el deseo de ser reconocido, y beneficia en la vida cuando se colabora con otros. Hace que los nacidos bajo la misma sean observadores, despiertos y de percepciones vivas; pueden dar la impresión de que viven superficialmente, pero no son necesariamente superficiales. Sociables, buenos compañeros y afectuosos, no les gusta vivir o trabajar solos.
Sus habilidades mentales son bastante buenas, pero se adaptan al uso externo más de palabra que en cuanto a pensamiento filosófico. Son buenos trabajadores, bastante prácticos y del tipo rápido, original e independiente, más que del tipo lento y perseverante.
Son buenos consejeros y asesores, con aptitudes para las profesiones legales o para todos los asuntos donde se requieran arbitraje y juicio, porque el juicio tiende a manifestar las facultades de clarividencia. Trae consigo cierta fama o reconocimiento o sitúa en posiciones de importancia a quienes están bajo su influencia.

Volver a Signo Aries