Sol en Aries Luna en Sagitario

Se trata de una combinación muy buena, porque la triplicidad del fuego está muy bien representada.
Produce una naturaleza muy rápida, amable e inspirada, con tendencia a caer en extremismos, especialmente en las cuestiones físicas, mientras que siempre existe cierta intranquilidad y precipitación, especialmente en el habla. Incrementa las inclinaciones religiosas, fortalece la sinceridad y la rectitud de la personalidad y otorga tendencias muy fuertes a la profecía o a la precisión verbal con respecto al futuro, pero de forma inconsciente. Otorga impulsividad y cierta exageración, y también tendencia a la charlatanería.
El nativo es voluble, irresoluto y dado a los entusiasmos pasajeros, a pesar de que tiene cierta energía y determinación en abundancia cuando está de buen humor. Es generoso y humanitario, sabe sentir por los demás y los ayuda siempre que puede. Existe una tendencia natural hacia alguna religión, pero esto puede tomar fácilmente un rumbo no ortodoxo si los planetas influyen en ese sentido.
La energía vital es mayor que la solidez; la tendencia a cometer excesos puede debilitar la salud, pero si el horóscopo es fuerte y los aspectos son buenos, puede haber una vida larga y plena. Esta combinación otorga cierta habilidad en las actividades musicales, capacita a los influidos por ella para ser buenos maestros o predicadores. También es buena para los viajes y exploraciones. Trae beneficios a través de los asuntos religiosos y la iglesia.

Volver a Signo Aries