El Cerdo

signo Cerdo

Wynona Ryder es del signo Cerdo.


Se dice en Oriente que el Cerdo es materialista y que toda su actividad se dirige a obtener comodidad y placer. Las personas nacidas bajo este signo suelen padecer dificultades en la primera parte de su vida, pero al llegar a la madurez alcanzarán un enorme éxito económico.

Las personas Cerdo deberán vigilar su tendencia a engordar. En algunos casos esta tendencia aparece después de la adolescencia o incluso en la madurez.

De naturaleza hedonista, el Cerdo necesita un compañero o compañera que satisfaga sus más secretas necesidades. No suele descansar hasta que lo encuentra, pues el Cerdo, si bien lento, posee una gran perseverancia. Los hombres nacidos en este período suelen casarse con mujeres excepcionalmente bellas.

Dadas sus características, el Cerdo raras veces será un niño precoz, ni tampoco obtendrá éxito temprano. Si se dedica a la política, perderá varias elecciones antes de alcanzar el cargo que ambiciona. No obstante, llegará a ocupar los puestos más elevados, si bien a una edad madura.

El Cerdo es muy generoso y le encanta compartir lo que posee. Esta buena cualidad suele convertirse en un defecto, pues algunas personas se aprovechan de él.

Las personas nacidas bajo el signo del Cerdo son valientes y poseen una gran fuerza interior. Es difícil desviarlas, una vez que han tomado una decisión. Esto les suele llevar a cometer grandes errores, que hubieran evitado si lo hubiesen meditado previamente. El mejor consejo para un Cerdo es: piensa antes de actuar.

Aunque son impulsivos y algunas veces coléricos, las personas nacidas en este año detestan las peleas y reyertas, y por lo general tratan de evitarlas. Son básicamente seres afectuosos, que gustan del amor y la amistad. Frecuentemente conservan durante toda la vida a sus amigos de la infancia y adolescencia.

El Cerdo es estudioso, pero no suele ser un pensador profundo. No es un gran conversador, aunque cuando habla, lo hace con gran franqueza. Suele ser una persona tímida, que trata de resolver sus problemas por sí misma, sin molestar a los demás.

El Cerdo suele caer en los extremos. En ocasiones se siente alegre y optimista, pero con gran rapidez pasa a la tristeza y a la melancolía. Por lo general sólo sus más íntimos allegados se enteran de estos estados de ánimo.