El Gallo

signo Gallo

Eric Clapton es del signo Gallo.


Las personas nacidas en el año del Gallo aprecian las apariencias por encima de todo. Aunque superficiales, son brillantes y vistosas. Ser sociable por excelencia, el Gallo ama las reuniones, los cócteles y las inauguraciones.

En Oriente se considera que el Gallo encarna el elemento yang, que representa el calor universal, la fuerza y la vida. Se le atribuye la capacidad de transformarse en un ser humano, para beneficiar o perjudicar a la humanidad. Como los fantasmas se desvanecen al alba, se creía en China que era el canto del gallo lo que los ahuyentaba. A causa de esto se colocaba un gallo blanco encima del ataúd durante las procesiones funerarias.

Las personas nacidas en el año del Gallo son usualmente pensadores profundos, siempre ocupados y apasionados de su trabajo. Poseen una tendencia a abarcar más de lo que pueden realmente llevar a cabo y se desalientan cuando comprenden que no logran alcanzar la meta deseada.

Los nativos del signo del Gallo siempre creen tener la razón y desean que se les deje solos para llevar a cabo sus empresas. A menudo desconfían de quienes les rodean y esto suele perjudicar sus relaciones de trabajo. Aunque de apariencia aventurera, los nativos del Gallo suelen esconder un espíritu inseguro y vacilante.

Los menos dotados de entre los nacidos bajo este signo suelen tener una tendencia al egoísmo y a la excesiva charlatanería. No obstante, casi todos los Gallos son valientes y nunca huyen ante el peligro y ni siquiera ante enemigos más poderosos.

Las personas nacidas en el año del Gallo poseen un alto sentido de la justicia y a causa de ello suelen destacar como jueces o abogados. Son personas tenaces, que insisten en la tarea iniciada a pesar de los obstáculos. Algunas veces esta insistencia no tiene en cuenta la experiencia, lo que les conduce a tropezar varias veces con la misma piedra.

Optimista por naturaleza, el Gallo suele apasionarse por toda empresa que inicia. No obstante, las personas menos dotadas de este signo pueden resultar abúlicas e incapaces de emprender cualquier proyecto. Los Gallos aman los viajes y los cambios en general, lo que les hace especialmente aptos para las profesiones de marino, viajante o agente de turismo.