El Perro

signo Perro

Madonna es del signo Perro.


Se dice que las personas nacidas en el año del Perro poseen las buenas cualidades que por lo general se atribuyen a ese animal.

Suelen ser trabajadoras y leales, muy honestas, y se relacionan bien con quienes les rodean. Los hombres y mujeres nacidos bajo el signo del Perro inspiran confianza y nunca divulgan los secretos que les son confiados. Aman la justicia y a menudo encabezan o participan en movimientos en defensa de los marginados u oprimidos.

Las personas nacidas en el año del Perro suelen destacar en las actividades comerciales. Saben tomar decisiones, inclusive en situaciones de máxima tensión.

Como contrapartida, algunas veces estas personas son excesivamente críticas y se dedican a buscar los defectos de quienes les rodean. De lengua rápida, suelen disfrutar del chisme y la maledicencia. Los seres menos nobles de entre los nacidos en el signo del Perro pueden ser egoístas, testarudos y excéntricos, interesándose poco por la vida social y los fines altruistas.

En materia afectiva, el Perro puede parecer frío, aunque esta apariencia es engañosa. Su permanente inquietud le hace dudar de sus sentimientos y de los afectos de quienes le rodean.
Un poco vanidoso, el nativo del signo Perro concede enorme importancia a su aspecto físico. Suele considerarse a sí mismo como un personaje importante y adopta posturas majestuosas, como si menospreciara al resto de la humanidad.

Aunque es muy difícil someterle por la fuerza, el nativo del signo Perro es una persona muy influenciable y, sin advertirlo, suele adoptar los puntos de vista y los sentimientos de quienes le rodean, considerándolos como espontáneos.

Estas personas dependen en alto grado de la opinión de los demás. A menudo su amistad o enemistad depende exclusivamente de esa opinión, circunstancia que le aleja de personas valiosas y, algunas veces, le aproxima a seres poco meritorios, pero que halagan la vanidad de la persona Perro.

El nacido en el año del Perro no posee capacidad para las ideas abstractas ni para las generalizaciones. No obstante, su intuición suele resultar aguda y sorprendente. No es raro encontrar entre estas personas médiums y clarividentes. En general, es preferible que sigan a su intuición antes que a sus razonamientos.

Los nacidos en el año del Perro están más capacitados para el trabajo intelectual que para las tareas manuales. Les atraen sobremanera las actividades que les ponen en contacto con muchas personas o bien que tengan una finalidad benéfica. Su aguda imaginación les hace especialmente aptos para la creación artística.