Signo Búfalo: nacidos en el mes de Enero

Un Búfalo de enero no se cansa jamás. Es capaz de trabajar durante jornadas que para otros serían agotadoras sin dar muestras de fatiga. Una vez que se propone un objetivo, trabajará noche y día hasta conseguirlo.

Suelen planear su vida hasta en los menores detalles. Un Búfalo de enero detesta las sorpresas y los cambios. Esta conducta metódica le ayuda a triunfar en sus empresas, pero a veces le impide adaptarse a las nuevas situaciones.

En estos casos el Búfalo de enero se transforma en una de esas personas gruñonas, que protestan contra la juventud, la música moderna y todo lo que ha nacido después de él.

Son seres individualistas y rechazan otra autoridad que no sea la suya en asuntos familiares o de trabajo. Sin embargo, aceptan la autoridad política y son por lo general conservadores. No obstante, en los raros casos en que se rebelan, pueden encabezar auténticos cataclismos.

Las mujeres nacidas en este período hallarán buenos maridos entre los Dragones de Setiembre. Nunca deberán casarse con hombres nacidos en el año de la Cabra, pues esta combinación puede resultar explosiva.

Los hombres Búfalo de enero serán felices si se casan con mujeres Ratas de Enero o con las nacidas bajo el Perro de Junio.