El Sol en Capricornio

La voluntad instintiva del individuo adopta una actitud defensiva y escéptica. El carácter es prudente, desconfiado, paciente, tenaz. El nativo de Capricornio se impone una distancia lúcida en su relación con los otros.
Tiende a desconfiar y es estoico. Está dotado de un gran poder de concentración y de un espíritu de síntesis. Predomina en él la razón y no se desanima fácilmente.
El hombre Capricornio es ambicioso, orgulloso y se dirige hacia un único objetivo, mediante el cual se dan todas las posibilidades de éxito.
La mujer Capricornio es razonable, lúcida, constante, pero puede ser víctima de momentos de locura y sus sentimientos son tenaces. Pero en cualquier caso, tanto el uno como la otra se muestran íntegros al alcanzar la edad madura.
Palabras clave: prudencia, paciencia, sabiduría, tenacidad, lucidez, ambición, valor, rigor moral, sentido de la lógica y de lo concreto, ascetismo, egoísmo, dureza, orgullo, rechazo de toda concesión o de cambio.

Volver a El Sol en los signos