El Sol en Leo

La voluntad instintiva del individuo brilla. Se expresa y se manifiesta sin rodeos. La personalidad aspira al feliz dominio de las circunstancias y de su entorno, a ejercer siempre un constante dominio de sí misma. Es generosa, cálida, autoritaria, orgullosa, exigente, a veces intransigente y con muestras de exclusividad. También es muy consciente de sí misma.
El hombre Leo es por naturaleza ambicioso y dominante. Tiende a considerar que el mundo le pertenece y que los demás sólo le esperan a él.
La mujer Leo es más generosa, pero necesita sentirse querida, aprobada y admirada incondicionalmente. Sus sentimientos son nobles y sus motivaciones siempre esenciales.
Palabras clave: generosidad, calor humano, magnetismo, fuerza moral, conciencia de sí mismo, nobleza, ambición, orgullo, dominación, autoritarismo, intransigencia, complejo de superioridad.

Volver a El Sol en los signos