Júpiter en Sagitario

Al estar Júpiter en Sagitario, su domicilio, se puede decir que la persona tiene tal configuración en su carta astral, que la alegría de vivir es en ella una segunda naturaleza.
Como en el caso de la Luna en Cáncer, frecuentemente esta posición da al individuo características jupiterianas más marcadas que las de un verdadero nativo de Sagitario. Sea como fuere, se muestra siempre bajo un ángulo positivo, jovial, simpático, expansivo. Es optimista y se distingue por su buena voluntad natural y su generosidad espontánea. Se acostumbra a decir que los seres que tienen a Júpiter en este signo son «buenos».
Si sabemos que Júpiter permanece 1 año en un signo y que, durante 12 meses, cada 12 años, todos los seres que nacen en la Tierra tienen a Júpiter en Sagitario, no se puede llegar a la conclusión de que todos nazcan buenos. Sin embargo, es cierto que en todos hay siempre un fondo de bondad y de buena voluntad que estará más o menos marcado.
Palabras clave: capacidad de expansión positiva, confiada, didáctica, jovialidad, materialismo, tradicionalismo, carácter tranquilo, buena voluntad fundamental, optimismo, lealtad, errores de juicio, imprevisión.

Volver a Júpiter en los signos