Júpiter en Tauro

El individuo con Júpiter en Tauro revela una capacidad de expansión sana y natural, según las cualidades propias del signo Tauro.
Se expande, pues, sensual y sentimentalmente. Siente el placer y el bienestar de forma carnal. Es un epicúreo, pero también un ser cuyo instinto de posesión y conservación están exaltados. Tiene una necesidad visceral de sentirse seguro material y sentimentalmente. De ahí que sea fiel, estable, dependiente, que esté muy atado a los seres que ama, a sus placeres, a sus costumbres y a sus bienes. Aspira a la concordia, a la paz, a llevar una vida tranquila, sin historia. Aveces se vuelve egoísta, mostrándose ingenuo. O bien se muestra sistemáticamente ávido. O incluso, es víctima de su glotonería, que le encadena a sus necesidades tanto como a sus deseos desenfrenados.
Palabras clave: capacidad de expansión a priori sana, serena, productiva, fuerte sensualidad, calor sentimental, contacto carnal con los demás, enamorado de la vida y sus placeres, necesidad visceral de seguridad, credulidad, egoísmo, codicia, glotonería.

Volver a Júpiter en los signos