La Luna en Cáncer

En este caso, al encontrarse la Luna en su domicilio, la sensibilidad se expresa plena y libremente. A menudo esta configuración da al individuo características propias del signo Cáncer que no sólo prevalecen sobre las de su signo natal, sino que son a veces más flagrantes que en un verdadero Cáncer.
De todas maneras, predominan sus cualidades sensibles. Necesita ternura, afecto, protección, comprensión y seguridad. Siente una profunda nostalgia de su infancia, hasta el punto de mantener actitudes infantiles, que lo hacen caprichoso o ciclotímico.
La mujer con la Luna en Cáncer posee auténticas cualidades femeninas de dulzura, receptividad y premonición. Es tierna, afectuosa, maternal, a veces se angustia sin razón. Oscila entre la mujer-niña y la mujer-madre, pero sus relaciones con los niños y el universo infantil son privilegiadas.
Palabras clave: hipersensibilidad, dulzura, ternura, imaginación desbordante, soñadora, actitudes infantiles, pasividad, suavidad.

Volver a La Luna en los signos