La Luna en Escorpio

Inmersa en el mundo de Marte y Plutón, regentes de este signo, la Luna confiere a este individuo una sensibilidad mágica, turbada y atormentada por los impulsos esenciales y vitales.
Una sutil mezcla de instinto y lucidez estimulan sus facultades intuitivas, lo que aumentará su curiosidad sensual e intelectual, que le hace capaz de adivinar los estados de ánimo de los demás y sus estados de ánimo respecto a él. Siempre domina la necesidad de ser seducido o seducir a través de los sentidos, así como la búsqueda de sensaciones especiales, intensas, insólitas o desconocidas. Sin embargo, su comportamiento, agradable y receptivo, esconde una gran sangre fría.
La mujer con la Luna en Escorpio posee una sensualidad intensa y misteriosa que la hace seductora, atractiva, magnética e irresistible.
Vive su condición de mujer de manera instintiva y animal, víctima de sus sensaciones, impulsos y repulsas irreprimibles e inexplicables.
Palabras clave: sensibilidad instintiva, sangre fría, sensualidad intensa, magnetismo, curiosidad, imaginación erótica, rencor, envidia.

Volver a La Luna en los signos