La Luna en Géminis

Las cualidades sensibles de la Luna, aquí en el domicilio de Mercurio, son perturbadas y estimuladas por una agitación mental que puede convertir el espíritu o el intelecto en particularmente sensible e imaginativo, sociable y comunicativo o, al contrario, endurecer la sensibilidad, deshacerse de ella en favor del espíritu crítico.
En ambos casos, queda una especie de alegría juvenil, un desarrollado sentido del humor, una curiosidad despierta, una necesidad de expresar su sensibilidad a través de sus ideas y a la inversa.
La mujer con la Luna en Géminis vive su feminidad de una forma bastante narcisista. Aspira a ser independiente, al menos intelectual y teóricamente. Sociable y simpática, le gusta jugar con su encanto. Sin embargo, no soporta la contradicción y la rivalidad en ningún campo.
Palabras clave: sensibilidad unida a la inteligencia, sociabilidad, imaginación literaria, curiosidad, actividad mental, inestabilidad.

Volver a La Luna en los signos