Mercurio en Virgo

Mercurio, presente en el segundo signo, del que es regente, nos pone ante un individuo cuyo espíritu se fija en los detalles prácticos, inmerso en la realidad material y moral de la vida de cada día.
Utiliza sus facultades cerebrales y todas sus pequeñas células grises para satisfacer su necesidad de orden, método, organización y análisis, para resolver enigmas, buscar y encontrar el error o poner en práctica, punto por punto, sus teorías e ideas.
Le gustan tanto las preguntas y los problemas como las respuestas y las soluciones. Su gran capacidad de discernir agudiza su espíritu crítico y autocrítico.
De ahí que a menudo es introvertido, tímido, inquieto, puntilloso, perfeccionista o maniático, duda de sí mismo y de los demás, así como de la vida en general. Es serio, pero posee cierto humor de gran finura.
Palabras clave: espíritu crítico y autocrítico, gusto para el análisis, el estudio, la reflexión, inteligencia metódica, capacidad de discernimiento, introversión, dificultad para comunicar, dudas.

Volver a Mercurio en los signos