Plutón

El planeta Plutón no fue descubierto por los astrónomos hasta 1930, es decir, hace tan sólo unos setenta años. Inmediatamente, los astrólogos vieron en este astro, que lleva el nombre del dios mitológico de los mundos subterráneos e infernales, al regente del signo Escorpio. Lo dieron por hecho demasiado deprisa. Teniendo en cuenta que el período de revolución zodiacal de este astro es de casi doscientos cuarenta y ocho años, deberemos esperar todavía muchas generaciones para poder obtener las primeras conclusiones acerca de su presencia en los 12 signos del zodíaco. Cuando Plutón apareció por primera vez en el telescopio de un astrónomo, se encontraba en el signo Cáncer. Anteriormente se encontraba en Sagitario, donde se quedó hasta el año 2007. Luego, desde 2008 hasta 2023, es decir, durante dieciséis años, se quedará en el signo Capricornio. Pero tendremos que esperar hasta 2178 para que se sitúe donde fue descubierto. Al hablar de Plutón, por tanto, sólo estamos especulando. Igual que Urano y Neptuno, este planeta aporta informaciones complementarias a las cualidades reveladas por Marte, regente de Escorpio. Se pueden atribuir a Urano (segundo regente de Acuario) las características que pertenecen a Saturno (regente de Acuario) y que tienen que ver con el espíritu de independencia de este signo; se puede ver en Neptuno (segundo regente de Piscis, pero también, con ciertos matices, de Sagitario) un poder de transformación, un sentido de la metamorfosis, cualidades que sostiene Júpiter (regente de Sagitario); de la misma manera, vemos en Plutón (segundo regente de Escorpio) un poder formador y creativo ya representado por Marte (regente de Escorpio, signo que coincide con el período de la siembra, en correspondencia simbólica con la noción de sacrificio en vistas a una regeneración).

Plutón en la Carta Astral

La presencia de Plutón en una carta astral nos informa de la capacidad creativa de un ser. Aquí, no nos referimos a la creatividad en el sentido artístico, sino a la creación en estado puro, al acto creativo, es decir, voluntad de engendrar o realizar algo nuevo. La creación es un acto sagrado, mágico. Tiene sus raíces en la pulsión de vida y muerte, que lleva a construir, producir, hacer o, a la inversa, destruir, consumir, deshacer. Así, la posición y la fuerza de Plutón en una carta astral permite evaluar y comprender de qué manera el individuo en cuestión tiende a explotar su potencial creativo para sí mismo y en su vida.
En efecto, por su aspecto formador, Plutón desestabiliza, perturba, molesta, mueve, pone en duda, no se satisface con lo que hay. Este es también uno de los principios de la creatividad: cambiar el orden establecido para engendrar un orden nuevo. En todos los mitos cosmogónicos se dice que el mundo surgió de un caos inicial.
Así, simplificándolo un poco, puede decirse que la presencia del Sol en una carta astral nos confronta con el ser ya formado y completo, manifestando de este modo su voluntad instintiva.
Pero, por otra parte, la presencia de Plutón nos informa de un ser en formación, de sus recursos psíquicos y vitales, de su capacidad de recomenzar y realizar una verdadera mutación en su vida o en sí mismo. A Plutón lo vemos como un astro con unas características que denotan una gran sutileza y no menor complejidad, las cuales hay que analizar e integrar con mucha precaución en el estudio e interpretación de una carta astral.

Identidad astrológica de Plutón

En una carta astral, el signo donde se sitúa Plutón posee siempre una gran intensidad. En efecto, de una manera u otra, Plutón intensifica, condensa, concentra, o bien divide, dispersa, o descompone las cualidades del signo donde se encuentra. Así, Plutón representa la sed creativa, de poder, de potencia, de posesión, la voluntad de ir hasta el fondo. También indica el afán de profundizar, de saber y representa, asimismo, los instintos primarios, las pulsiones
irreprimibles, los actos repentinos, liberadores, creadores o destructores. Anatómicamente, Plutón está en analogía con los testículos y los ovarios, así como con el ritmo cardíaco (sístole y diástole).

Identidad astronómica de Plutón

Noveno planeta del sistema solar, situado a una distancia que varía de 4,5 a 7,7 miles de millones de kilómetros del Sol. Plutón es el astro menos conocido. Se le supone una superficie cubierta de hielo.
Se ha calculado su período de rotación sideral en 6 días, 9 horas y 18 minutos, al tiempo que su período de revolución sideral ronda en torno a 247 años y 249 días.